El gran reto de este proyecto ha sido dar nueva vida a un espacio con una estética muy impersonal,

demasiado aséptico y muy poco acogedor.

La recepción antes de proyecto, y como la he imaginado con su nuevo aire clásico y atemporal

La nueva recepción


CONCEPTO
 

El concepto general para el restyling de las zonas comunes de los salones, cafetería y recepción es generar un paseo en contacto con una "naturaleza domesticada", imaginando arquitecturas efímeras en un jardín de fantasía.

He recreado un paseo alrededor de un imaginario invernadero con una naturaleza rebosante:

plantas que sobresalen de las paredes, ventanales iluminados donde antes había superficies oscuras, hacen desaparecer visualmente el volumen central de recepción y cafetería.

Ahora la recepción quiere hacer un guiño a la estructura de arcos del Palacio de Cristal en el Parque del Retiro de Madrid.

PASEO Y BAÑERA CARLOS III

Todo aquí es efímero: el invernadero clásico con sus ventanas invadidas por la vegetación,
la escenografía con los porches, el panorama pintado, los techos en papel suspendidos como para 
dar la sensación de estar de bajo de una nube, lamparas en origami de papel, y jardines que sobresalen de las paredes, como si una nueva naturaleza estuviera colonizando el hotel. 

Page_48_Image_1_edited.jpg

La cafetería antes del proyecto, y en su nuevo diseño.


MOODBOARD
 

El estudio de la paleta de colores ha sido fundamental: los tonos terracota del salón se complementan y se equilibran con los tonos verde-azules de la cafetería, para representar la variedad de tonos de la naturaleza del entorno del Tajo, el rio que acompaña y abraza todo el complejo turístico de Trillo.

El lounge principal, en tonos terracota.

El salón de cafetería, en tonalidades azules.